• Vivimos en un mundo muy cambiante donde no hay el mismo arraigo que había a lo mejor hace 20 o 30 años atrás. Hoy en día las personas tienen que cambiar de trabajo y hasta de ciudad por innumerables motivos, y sumamos que deben buscar una vivienda para vivir, aveces hay tiempo suficiente para tal cosa, pero otras veces la necesitamos con urgencia, porque el jefe de turno le a llamado y le dijo que debe presentarse pasado mañana en su puesto en una ciudad a 400 km o más de donde vivía. También en mercados como el de Salamanca, el cual es muy dinámico, las viviendas suelen durar libres muy poco, desde una semana e inclusive horas desde su anuncio, por lo que hace indispensable acudir a una inmobiliaria o contactar con las mismas.

 

  • Claridad: Es indispensable contarle al agente inmobiliario sus necesidades para que pueda éste ayudarle de una manera eficaz, y sobre todo no le haga perder el tiempo. La inmobiliaria tiene que preguntarle las 3 preguntas claves, el A, B, C 1.- Si es trabajador o estudiante; 2.- El tiempo que desea alquilar y 3.- si puede justificar ingresos; es lo mínimo para poder empezar a mover la maquinaria. El motivo es sencillo, y no es por querer meternos en la vida privada de nadie, pero has viviendas para un publico diferente, hay pisos sólo que se alquilan a estudiantes, pisos que se alquilan sólo a trabajadores o profesionales, y creerme hay muchos más requisitos que son los que nos transmiten los propietarios. Vuestro tiempo es nuestro tiempo, y lo que no deseamos es hacer perder el tiempo, enseñando en zonas que no son lo que usted espera, o pisos que no están en el estado que usted quiere, y un largo etc. Tienen que tener consciencia de que seremos vuestro agente inmobiliario, como el que tiene un médico de cabecera y usted va y le dice que le duele y donde.

 

  • Honorarios: Aquí es importante que los clientes que buscan pisos sepan bien que en Salamanca los honorarios de una inmobiliaria son la mitad de una renta; es preciso aclararlo, porque han surgido inmobiliarias nuevas que parece que no se han dedicado a esto antes y NO le cobran al propietario su mitad correspondiente, pero SI le cobran entonces UNA RENTA ENTERA al inquilino; claro si no le cobran la mitad a uno se la cobran a la otra parte. El resultado es catastrósfico ya que casi ningún inquilino paga eso en Salamanca, primero porque Salamanca NO es Madrid, segundo porque se sabe bien es vox populi que aquí desde hace 40 años se cobra la mitad de una renta a una parte y la otra mitad a la otra, cada provincia o comunidad tiene su librito, sus normas y sus costumbres. Y en definitiva quien se perjudica más es el propietario, porque su vivienda demorará en alquilarse.

 

  • El cara a cara; el momento de la visita es fundamental porque es cuando hay que dar esa buena sensación a un propietario, de la presencia, el trato, la forma de hablar, etc se sacan muchas conclusiones, y es fundamental sobre todo si tiene pensado pedir alguna rebaja en la renta. La puntualidad es muy importante también, y si no se llegara a la hora por algo, lo mínimo y recomendable es siempre avisar con tiempo al de la inmobiliaria para que pueda transmitirlo al propietario. Respecto a plantones, es decir dejar plantado a la inmobiliaria y por ende al propietario no es nada recomendable; si el interesado piensa a largo plazo es decir no viva el día a día, debe de saber que al otro día, o a la semana o al otro año, volverá a contactar con la inmobiliaria sin darse cuenta, y claro, las mismas dejan bien anotado lo sucedido tal día de tal año. El dialogo, la honradez y la sinceridad es fundamental.

 

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar